Crítica Soledad Martínez | LA COPA FELIZ

Crítica Soledad Martínez

El Mercurio, Viernes 27 de Mayo de 2011

La copa feliz (del Edén)

La mejor chilenidad
Por Soledad Martínez  Han pasado tres años desde que conocí y comenté este local felizmente dedicado a la comida criolla, que combina refinamiento con autenticidad, algo escaso en medio de las decenas de incursiones que vemos a diario en las más exóticas costumbres culinarias. El estilo muy nuestro, que se insinúa desde los nombres, incluye en las entradas recetas marinas clásicas como el mariscal o las machas a la parmesana, y campestres como las patitas de chancho o el causeo de malaya, pero lo que predomina son sus interpretaciones a la vez personales y fieles de la cocina tradicional, sin descartar del todo algunas de las recientes influencias en la continua evolución de su mestizaje. De la amplia variedad de mariscos y pescados, elegimos la merluza austral con salsa de pimientos, liviano ajo chilote tostado y papas lionesas ($7.280), y el picante de camarones y ostiones, más arroz con almendras también tostadas ($7.980). La primera, cocinada a punto y bien acompañada, me gustó mucho; el segundo debe ser rebote del proceso de “peruanización” que vivimos en esta materia (por lo demás, fue el mejor plato del almuerzo), pero poseía el tono menos intenso que caracteriza nuestros sabores, nacionalizándolo. De las carnes a la parrilla, probé los “antojos del huaso” ($5.680), una muestra de longaniza, prieta y arrollado con pebre y papas cocidas, que siendo quizás lo más típico del menú me decepcionó, sobre todo por el arrollado, que caliente habría ganado suavidad y blandura. Como en mi visita anterior, pedí el cordero de secano costero al horno de barro, con alcachofas, habas y papas ($7.980), que respondió con éxito al buen recuerdo que tenía de él. Me llamó la atención la variedad de postres, propiamente chilenos o achilenados, entre los cuales preferí uno de raigambre colonial y nada fácil de encontrar: helado de arroz con leche y suspiros de monja en arrope ($2.800). Café ($800) y vino cabernet sauvignon Gran Reserva Tarapacá ($12.800). Av. Echenique 6315, La Reina. 2262400.